Industrial de Resortes

Los resortes frecuentemente deben montarse en espacios reducidos, lo que induce a aprovechar al máximo el  material.

Para el proyectista resulta pues de primordial importancia conocer los valores límites de resistencia del material, tanto a torsión , fatiga, tensión; para efectos de un correcto cálculo  del resorte. La norma, fija estos valores para diversos materiales utilizados para resortes.

NORMALIZADO

Es el tratamiento térmico que elimina después del enrollado, las tensiones producidas durante el mismo, por la deformación en frío.

COMPACTACIÓN SUPERFICIAL

En este proceso la superficie del resorte es expuesta a fuertes impactos de pequeñas partículas de acero. La intensidad del impacto y su duración varían según las características del resorte.

Cada partícula actúa como un pequeño golpe de martillo y determina un deslizamiento plástico de la superficie por encima del punto de fluencia. Después del tiempo necesario la superficie queda totalmente cubierta de huellas que se sobreponen, obteniéndose así una compresión residual de cierta profundidad.

De esta manera se aumenta considerablemente la vida útil de los resortes sometidos a grandes solicitaciones alternas.

PROTECCIÓN SUPERFICIAL

Aparte de utilizar directamente acero inoxidable, se emplean diversos  tratamientos superficiales como:

  • Bonderizado

  • Fosfatizado

  • Zincado

  • Irizado

  • Cadmiado

  • Cobrizado

  • Cromado

  • Bronceado

Para lograr una eficiente protección contra la corrosión.

También se viene aplicando tratamientos galvánicos, pero conviene tener en cuenta la eventual fragilización del material por la acción del hidrógeno, salvo deshidrogenado posterior.

Los resortes de compresión, sometidos a fuerzas dinámicas, generalmente se cubren con esmaltes elásticos.